lunes, 5 de noviembre de 2012

LÁGRIMAS


Ya no hubieron palabras.
 Mutis de sus labios..
 El silencio hizo ego
 Con todo su esplendor.
 
Y el murmullo, y el susurro
También se marcharon.
Me dejaron en silencio
Sus bellas palabras..

Y el sollozo de mis ojos
También dieron su fruto.
Y mis manos en mi rostro
Quisieron disimular.

Y también se humedecieron
Con las gotas de mis ojos
Y El dorso de mis manos.
Cuando quisieron secar.

Esas aguas saladas
Que todos llevamos dentro
Y que nos hace valientes

cuando queremos llorar.

Con miedo a exponer
La realidad divina
Que expela nuestras almas
Cuando de verdad se llora
el amor de un corazón.,

Hubieron muchos Hayes,
Que nadie escucho,
Y respire profundo

Guardando compostura
 Pero ya había mojado,
 Con lágrimas de amor

Aquel perfumado sueño
Que tenía yo en ti.

Y se defraudo la luna
Porque nunca llegaste
A vestir de blanco
El anhelo de ser.

Y a llenarlo de historias
Que pudiera compartir
Los bellos recuerdos
Que me dejaste al marcharte

Y te deseo la suerte
Que tú me abnegaste
Y la forma de negarte

Al amor que habito en mí.
Y profundamente sollozo
En un pasado sin fin.

Porque te llevaré en mi alma
Como tú. . . Me llevarás a mí.



Novato.



2 comentarios:

@Dew@ dijo...

Como siempre tus poemas llegan a mi como manantial inquieto.La vida agitada me aleja de lo que más amo...pero logro huir en momentos para visitarte y poder empaparme de lo que tu espacio me regala: energías, sabidurías, sentimientos y reflexión..Siempre es apacible visitarte.

Bernar dijo...

Gracias! te dejo un fuerte abrazo, que dure por siempre, calido en tu corazón.